Innovación

Tesla Battery Day 2020

Para Aldous Huxley lo importante no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.

En el año 1998 Yahoo! rechazó comprar Google por un millón de dólares. En 2002 ofreció 3.000 millones de dólares por Google y luego rechazó pagar los 5.000 que le pedían. Hoy la valoración de Google es de 990.000 millones de dólares. Luego en 2008, Yahoo!, rechazó una oferta de compra por parte de Microsoft por 40.000 millones de dólares y, a fines de 2016, Yahoo!, fue comprada por Verizon por 4.800 millones.

En abril de 2004 Elon Musk decidió invertir 6,3 millones de dólares en Tesla Motors, no era el único inversor, pero contribuyó con el 98 % de la financiación. Continuó invirtiendo en todas las rondas siguientes. ¿Qué podía saber este tipo sobre automóviles y más encima eléctricos?

En enero de 2020, el valor de mercado de Tesla alcanzó 93.000 millones de dólares, Daimler, 58.000 millones, BMW, 53.000 millones, Honda, 51.000 millones, GM, 50.000 millones y Ford, 36.000 millones.

Las positivas perspectivas de los autos eléctricos, hicieron que en febrero de 2020 las acciones de Soquimich tuvieron un alza de un 8,91%. Soquimich explota en el salar de Atacama, uno de los depósitos de litio más rico del mundo. Chile es el segundo mayor productor mundial de litio luego de Australia.

Cuentas alegres para la mentalidad extractiva. Sin embargo, el 22 de septiembre en el Tesla Battery Day 2020, Drew Baglino, vicepresidente senior de ingeniería de Tesla, dijo:

“Vamos a utilizar un nuevo proceso en el que seremos pioneros. Es un proceso sin sulfato, nos saltamos el intermedio, lo que resultará en una reducción del 33% en el costo del litio”.

Elon Musk luego agregó: ¿cuál es la mejor manera de tomar el mineral, extraer el litio y hacerlo de una manera respetuosa con el medio ambiente?, este es un tema de principios. Buscamos alternativas en lugar de simplemente hacerlo como siempre se ha hecho. Así es que Tesla se asociará con un tercero, para producir litio desde una mina ubicada en el estado de Nevada en Estados Unidos, con procesos de producción más sostenibles y con menores costos.

Estos anuncios realizados por Tesla sacudieron los mercados y la valorización bursátil de Soquimich se desplomó un 9,2%. Ante esta caída la Bolsa de Santiago solicitó a la minera local una explicación: “Al respecto, podemos informar a usted, que no conocemos ningún hecho o evento que pueda explicar la variación el precio de la acción”, fue la respuesta del máximo ejecutivo de la empresa.

Es una historia conocida. La enseñan en los colegios. Hace 100 años, más de la mitad de las arcas fiscales chilenas eran alimentadas por el salitre, una sal químicamente conocida como nitrato de sodio, importante tanto en la industria de los fertilizantes como en la de explosivos. Se llegó a producir hasta 3 millones de toneladas al año. Pero en 1913, la compañía química alemana BASF comenzó a producir nitratos sintéticos a partir del “proceso de Haber-Bosch”, desarrollado por los alemanes Fritz Haber y Carl Bosch. Veinte años más tarde, el volumen y precio alcanzado por la industria sintética dejaron a Chile fuera de competencia.

Laurence J. Peter, es claro, sólo hay una cosa más dolorosa que aprender de la experiencia, y es no aprender de la experiencia. Como reza el antiguo y tan vigente proverbio chino: cuando soplan vientos de cambio, unos levantan muros y otros construyen molinos.

Durante la misma semana del Tesla Battery Day 2020, Matías Muchnick, uno de los tres cofundadores de NotCo, comentó en una entrevista que Biz Stone, fundador de Twitter y Jeff Bezos fundador y director ejecutivo de Amazon, decidieron invertir en NotCo a la semana después de reunirse con ellos. En Chile no pasan menos de tres meses en que se tome una decisión, ya que hay que esperar a que uno le pregunte al otro o de que el comité de inversiones lo revise, etc., etc. Matías, es claro en destacar:

“No por tener cobre vamos a hacer puros emprendimientos de cobre, o porque en el sur tenemos madera vamos a enfocarnos como país a desarrollar startups en madera. Si NotCo hubiese pensado así, deberíamos haber empezado en Brasil, por la diversidad de plantas de ese país. Pero no necesitamos estar en Brasil para experimentar qué plantas son mejores que otras o para saber cómo desarrollar una réplica de un alimento de base animal. Saquémonos ese mito de la cabeza.”.

Las empresas como NotCo o Tesla, se muevan más rápido, de manera más creativa, innovadora y original, toman decisiones de forma diferente. Como nos recuerda Albert Camus, la vida es la suma de todas nuestras decisiones. Elon Musk aconseja que cuando algo es lo suficientemente importante, lo haces incluso si las probabilidades no están a tu favor.

El principal trabajo de un ejecutivo es tomar decisiones. La mayoría de los ejecutivos están involucrados en algún aspecto de la toma de decisiones: intercambiando información, revisando datos, buscando nuevas ideas, evaluando alternativas, implementando directivas, haciendo seguimiento.

Las decisiones correctas se toman en base a la experiencia y la experiencia se gana tomando decisiones incorrectas. Esto significa que, a través del error y particularmente del aprendizaje de nuestros errores, es que ganamos experiencia y mejoramos así nuestras decisiones.

En Thinking, Fast and Slow, Daniel Kahneman, psicólogo y premio Nobel de Economía 2002, señala que del mismo modo que muchas veces las decisiones exigen detenerse el tiempo necesario para considerar detalladamente las distintas posibilidades, otras veces es necesario tomar decisiones rápidas a través de mecanismos intuitivos.

Malcolm Gladwell en Inteligencia intuitiva, demuestra que a veces el instinto vale más que mil cautelas. La intuición, es un mecanismo inconsciente y no racional, pero en absoluto esa condición le quita mérito. Muy por el contrario, se trata de un mecanismo esencial del funcionamiento de nuestra mente. No es posible vivir sin intuición, aunque también es cierto que hay personas más intuitivas que otras y también es una habilidad que se puede desarrollar.

Los seres humanos disponemos de un cuerpo físico, un sistema emocional y un sistema mental, de la interacción de estos tres centros surge lo que llamamos “personalidad”, mediante la cual percibimos, nos orientamos, decidimos y actuamos. Sin embargo, cada uno de estos centros operan también como “atractores complejos” que influencian nuestras decisiones y generan automatismos:

  • Atractor visceral: Este atractor hace que percibamos lo que ocurre como un obstáculo. Cuando se activa, sentimos afectada nuestra autonomía y control. Generalmente experimentamos una sensación de rabia e ira, y tendemos a tomar decisiones rápidas. Estamos en el presente. Tememos ser dominados y explotados. Las decisiones están orientadas a ser más independientes, más autónomos, y estar en paz físicamente. El desafío aquí es no pasar a la acción de inmediato, sino que ralentizar las decisiones, con un filtro emocional y racional, para luego actuar en consecuencia.
  • Atractor emocional: Este atractor hace que percibamos lo que ocurre como “un enemigo”. Cuando se activa, sentimos que se afecta la relación y nuestra valía. Generalmente experimentamos una sensación de vergüenza y tristeza. Tendemos a decidir pronto. Nos vamos al pasado. Tememos el rechazo y la desaprobación. Las decisiones están motivadas en cómo seremos percibidos por los demás, en qué puedan pensar o en cómo llamar la atención de las otras personas. El desafío aquí es reconocer nuestras emociones y sentimientos, recapacitar antes de pasar a la acción.
  • Atractor mental: Este atractor hace que percibamos lo que ocurre como “un medio para un fin”, que hay un plan oculto, que algo no calza. Cuando se activa, sentimos afectada nuestra seguridad y orientación. Generalmente experimentamos una sensación de miedo e inseguridad ante la realidad y al entorno. Tendemos a dilatar o simplemente no decidir. Nos vamos al futuro. Inseguridad y ansiedad. Las decisiones están basadas en cómo protegernos de los acontecimientos. El desafío aquí es salir de la parálisis por análisis, conectar con las emociones y aunque te de miedo, pasar a la acción.

La finalidad es reconocer nuestros automatismos y tendencias inconscientes que influencian lo que percibimos y evaluamos, para decidir más coherentemente, y actuar en consecuencia.

La razón y la emoción se interrelacionan continuamente de un modo dinámico. Es necesario tenerlo presente para aprovechar las ventajas que tanto el proceso cognitivo como el emocional nos aportan, reservándoles a cada uno su lugar en la toma de decisiones.

En su libro La quinta disciplina, Peter Senge resume con gran acierto esta perspectiva integradora:

“Las personas con una gran dosis de dominio personal […] no pueden permitirse tener que elegir entre la razón y la intuición, o entre el corazón y la cabeza, de la misma manera que no elegirían caminar con una sola pierna o ver sólo por un ojo”.

Al fin y al cabo, es mucho más fácil parpadear si se usan los dos ojos, que también hacen falta para conseguir una mirada larga y penetrante.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.